Justicia Juvenil

La Declaración Universal de los Derechos Humanos, promulgada por Naciones Unidas en el año 1948, cita por vez primera en normativa internacional una referencia a la infancia en el sentido de reconocer el derecho a una atención y a una asistencia especializada (art. 25.2). También en el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos, promulgado por Naciones Unidas en 1966 y ratificado por el Estado Español en 1977, se considera que en la detención de los sujetos deben adoptarse diferentes protocolos atendiendo a la edad y disponer espacios separados entre menores y adultos. En el caso de los niñ@s, señala que han de ser puestos a disposición judicial lo antes posible, siendo sometidos a un tratamiento adecuado a su edad. Lo referido a las garantías procesales se regula el derecho del agresor a ser escuchado y el derecho de la víctima a reclamar. En el procedimiento judicial penal de menores se ha de considerar la edad del menor y estimulación hacia la adaptabilidad con el entorno.

Por tanto, la justicia juvenil se establece como parámetro para el mantenimiento del equilibrio de los modernos sistemas de justicia internacional; separar la justicia penal de adultos de la de los niñ@s constituye un ejemplo de ciudadanía y de respeto a la socialización de los menores de edad.  El rango entre 12-14 años hasta 18 años es actualmente la referencia internacional con mayor representatividad  que define a la justicia penal de menores. Pero no solo edad, sino otros argumentos como el proceso y las circunstancias sociales, educativas, familiares del niñ@ que delinque forman parte de estos procesos penales. Los viejos modelos paternalistas han dado paso a otros basados en la responsabilidad, y el menor ante los ojos de la justicia ha pasado de ser objeto de intervención a sujeto en transformación.

Bibliografía:

-Colás, A. (2011). Derecho penal de menores. Valencia: Tirant lo Blanch.
-López La Torre, Mª. J. y GARRIDO, V. (2001). La necesidad de prevenir e intervenir en la delincuencia juvenil. Madrid. Universidad Carlos III.
-Navarro, J.J. y Mestre Mª.V. (2015). El marco global de atención al menor. Valencia: Tirant lo Blanch.TARÍN, M. y NAVARRO, J.J. (2006). Adolescentes en riesgo. Casos prácticos y estrategias de intervención socioeducativa.  Madrid: CCS.

Legislación:

•Ley 15/2015, de 2 de julio, de la Jurisdicción Voluntaria., que eleva la edad mínima de los niños y niñas, hasta los 16 años, para contraer matrimonio.
•Reglas de La Habana relativas al internamiento judicial de menores. (R. 45/113 de 14 de diciembre de 1990)
Reglas de Ryad sobre prevención de la delincuencia juvenil (R. 45/112 de 14 de diciembre de 1990)
Reglas de Tokio sobre las Medidas en medio abierto. (R. 45/110 de 14 de diciembre de 1990).
Convención de Ginebra sobre los Derechos del Niño. Organización de Naciones Unidas. (R. 44/25 de 20 de noviembre de 1989)
•Reglas mínimas de las Naciones Unidas para la administración de la justicia de menores (Reglas de Beijing) (1985)

Anuncios