Indígenas

Las comunidades indígenas (370 millones de personas distribuidas en 90 países), siempre favorecedoras de la socialización primaria y cuidadoras de sus niños-as desde su integridad cultural, ven cómo su sentido de identidad social, autogobierno y solidaridad se está erosionando por la influencia de la unificación de los mercados y el dominio de sociedades imperialistas. Sus culturas y la fuerte vinculación familiar, que los diferencia de otras formas de vida, se están viendo desequilibradas, afectando a la protección infantil.

Ante esto, en el año 2007, se aprobó la Declaración de las Naciones Unidas sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas (DNUDPI); habiendo sido elaborado por los propios portadores de derechos, tal y como figura en su preámbulo. Se configura también como una importante guía para el respeto de los derechos del niñ@, al cual menciona a lo largo de su articulado, al hablar del derecho a la autodeterminación, a la vida, a la educación, a la protección contra el trabajo, etc.

Esta especial atención que hay que prestar a los niñ@s indígenas se tradujo también en la Observación General N° 11 (2009): Los niños indígenas y sus derechos en virtud de la Convención, aprobada por el Comité de Derechos del Niño, con la intención de orientar a los Estados sobre la forma de cumplir con sus obligaciones y proteger los derechos de los niños-as y jóvenes indígenas.

Bibliografía

•UNICEF (2013). Una victoria posible: la ayuda internacional y la supervivencia infantil en Bolivia.

Legislación:

Anuncios